Pixel Creativo

Diseño gráfico y música: el arte del disco

 

Al comprar un disco, ya sea físico o virtual, es imposible no mirar la portada y muchas veces, perdernos en ella. La técnica, los colores, detalles, y estilos usados en cada uno encapsulan -de forma silenciosa, tácita y directa- qué es lo que estás a punto de escuchar y esperan transmitir visualmente un conjunto de canciones que nos contarán una historia.

Para hablar de esto, es necesario remontarnos a 1939. El tipo de empaque y presentación de los discos de música sufrió una transformación importante cuando Alex Steinweiss, director de arte de Columbia Records, creó la primera portada de disco usando técnicas de diseño gráfico. Steinweiss nació en 1917 en Brooklyn, se graduó de la secundaria y consiguió una beca de Parsons School of Design de New York. Después de graduarse, fue contratado por Columbia Records después de haber trabajado como asistente de diseño para Joseph Binder, diseñador austriaco que aplicó los principios del cubismo y composición con síntesis en Estados Unidos.

“Tuve esta idea con respecto a la forma de vender estos discos, ¡era ridículo! En esa época eran vinilos y venían en cuatro o cinco sobres pequeños para hacer un disco completo. Las portadas solo eran de papel marrón, naranja o verde. Entonces dije: ¡¿quién va a comprar estas cosas?! No hay nada atractivo ahí, no hay ninguna publicidad, ningún argumento de venta para estos discos. Entonces empecé a diseñar las portadas para cada uno pero me dijeron “tenemos que pagar un precio extra por impresión”. Me hice muy amigo con el vicepresidente de ventas de Columbia Records y él vio que había valor en mi propuesta ¡pero fue difícil! No habían tipógrafos, no había algo como un banco de fotos, ¡nada! Solo había un grabador en la ciudad pero solo trabajaba en blanco y negro, no sabía qué hacer con el color -y el proceso de color no existía aún-. Así que tuve que enseñarle al grabador qué hacer. Fue un esfuerzo titánico. Columbia Records se resistió, ¡claro! Pero luego vieron la luz. Hubo un disco de música clásica con una sinfonía de Brahms en donde las ventas se dispararon en un 800% cuando puse una portada. Eso bastó para convencerlos del todo”.
 – Alex Steinweiss.

La primera portada oficial creada por Steinweiss fue para una colección de canciones interpretadas por una orquesta y muestra una foto en alto contrate de una marquesina de un teatro con el título en las luces.


Al ver las ventas de este disco, las demás compañías disqueras no dudaron en ilustrar y diseñar sus lanzamientos. Después de esto, Columbia Records presentó el formato LP, y de esa manera, se creaba una nueva plataforma para presentar mayor cantidad de diseño gráfico mientras los discos completos se preparaban.

En la actualidad, el diseño de portadas para discos es considerado como una rama dentro del diseño editorial y esto es así debido al proceso de maquetación previa, el cual es similar al de cualquier libro o revista; asimismo, el diseñador debe tener en cuenta el impacto e innovación de los diseños de tapas, dándole importancia a la síntesis semántica* del contenido que se quiere comunicar (ya sea texto o música) para que, dentro de una gran gama de productos, su creación resalte en cuestión de segundos. La capacidad de conceptualización en esta rama es muy importante.

*Massivo Vignelli sobre la semántica en el diseño: http://pixel-creativo.blogspot.com/2015/03/el-canon-de-vignelli.html

Existen diferentes formatos musicales en donde la labor del diseñador gráfico debe resaltar para adaptarse a cada uno de ellos. Algunos prevalecen o han vuelto a las tiendas, como el vinilo y el LP, otros son producto de la modernidad, como los CDs y versiones virtuales para dispositivos como ipods o celulares con reproductores de música.

Los CDs se remontan a 1980, cuando las primeras versiones empezaron a comercializarse, sin embargo, en esa década (y hasta los 90s) quien reinaba comercialmente era el cassette, que venía probando distintas versiones de grabación de música desde 1965. Entre finales de los 90 y principios de los ´00, el CD se impuso al cassette rápidamente y el arte en los discos fue cambiando hasta adaptarse al nuevo espacio.

Blink 182 (2003) cassette

Blink 182 (2003) CD


No obstante, hemos visto el renacer del vinilo, que era el formato más común para música anteriormente y ha llegado para quedarse junto con el CD, haciendo que el cassette desaparezca –casi- del todo en las tiendas. Estos son algunos ejemplos de estilos en discos antiguos y actuales:
CDs y vinilos:

•    Kraftwerk – The Man Machine (1978): De estilo claramente constructivista, con equilibro asimétrico y minimalista, nos recuerda a la obra de Alexander Rodchenko. Esta banda es considerada como la base de la música electrónica que escuchamos hoy en día y su nombre en alemán significa “estación eléctrica”.


•    Metallica – Master of Puppets (1986): Pintura hecha por Don Brautigam. Se dice que fue una colaboración en conjunto con James Hetfield, vocalista de la banda, quien diseñó el boceto. Don copió el boceto lo mejor que pudo dejando intactos los detalles como el de las manos, casi desvaneciéndose con el color del fondo. Simetría y agresividad en la composición.


•    Michael Jackson – Dangerous (1991): Disco pop ilustrado por Michael Ryden que tomó seis meses para terminar. Muchas de las vivencias y simbología personal de Michael Jackson están presentes en la portada. Se terminó conceptualizando un poster de circo con toques misteriosos, a pedido del mismo Jackson. El nivel de detalle es impresionante.






•    Sufjan Stevens – Michigan (2003): Este disco es el primero de un proyecto llamado “El proyecto de los 50 estados”, que resumiría cada uno de los estados de EE.UU. en un disco distinto. Sus influencias van desde el pop barroco* hasta el indie folk y termina por sonar bastante íntimo y familiar. El arte fue hecho por Laura Normandin y el estilo recuerda las vallas publicitarias con slogans en las carreteras de Estados Unidos en los 50’s.

* Fusión de pop rock, música clásica, pop orquestal y música barroca.

En muchos casos, no solo se le da importancia a la portada, sino también al packaging, logrando una mezcla innovadora entre diseño y funcionalidad. Aquí unos ejemplos:

•    Radiohead – In Rainbows (2009): ganador de un grammy en el mismo año por Mejor Empaque de disco. El artista Stanley Donwood cuenta que experimentó con una técnica de grabado fotográfico, poniendo impresiones en baños de ácido y tirando cera en papel, creando imágenes influenciadas por fotografías espaciales de la NASA. Describiendo la portada del álbum, Donwood dijo: "Es bastante colorido, cosa que no suelo hacer mucho. Es un arco iris, pero es uno muy tóxico, parecido a los reflejos del sol en un charco en el piso".

•    Bjork – Vulnicura (2015): diseñado por Bjork y Andrew Thomas Huang, conceptualiza a una mujer dejando un cuerpo destrozado o herido en la sobre cubierta, y saliendo victoriosa con uno nuevo en la portada interior, tonalidades complementarias de amarillo y violeta que se fusionan en degradado para representar los distintos estados emocionales de una persona que pasa por un trauma, bastante visceral. Hecho con técnicas de 3D y fotografía.

Detalle:

Es necesario mencionar la existencia de los booklets, material impreso (o virtual, en algunos casos) que suele venir dentro de los empaques de discos en donde se encuentran ilustraciones, fotografías inéditas, letras de las canciones, agradecimientos de los artistas e información extra. 

•    Daniel Johnston – Fear Yourself


•    The Horrors – Primary Colours

•    Liars – Drums not dead


En algunos casos, se ha logrado fusionar la idea de portada, packaging y booklet, haciendo especiales algunas ediciones.

•    Radiohead – Amnesiac (Special Edition Book / Inside Cover and CD): ganador de un grammy a mejor empaque en el 2001. Encierra la idea de un libro prestado por una biblioteca, con sellos de haber sido leído y devuelto muchas veces.


Para terminar, es importante revisar el proceso creativo (paso a paso) de algunos diseñadores y artistas, y la capacidad de conceptualización para llegar a crear estas obras. A continuación, un par de ejemplos:

Beck – Song Reader:  un proceso sencillo en cuanto a materiales, pero con mucha precisión para lograr el balance perfecto.



John Mayer - 'Born & Raised': un proceso complicado y detallista de principio a fin, involucra materiales y maquinaria especializada.




Columnista:
Brenda Barahona
Todos los posts escritos por el columnista Aquí

3 comentarios :

  1. Muy bueno el artículo y bien escrito, yo también soy un apasionado de la buena música ya que es de los artes que más sinergia tienen con el ser humano, enhorabuena por el blog

    ResponderEliminar
  2. Es impresionante todo lo que hay detrás del desarrollo creativo para estos productos y así como para otros como paginas web o publicidad

    ResponderEliminar
  3. He disfrutado mucho del post que has compartido, siempre son cosas que nos ayudan a saber como mejorar nuestro negocio, gracias!

    ResponderEliminar

 
Copyright © 2014 Pixel Creativo. Designed by OddThemes | Published by Responsive Blogger Templates